Recetas de Cocina - La Mejores RECETAS de Comida Fácil!

Receta – Bebé holandés

Estás a punto de aprender a preparar la receta – Bebé holandés

Un bebé holandés es un plato de desayuno parecido a un panqueque que se sirve mejor caliente y recién salido del horno. Es simple de hacer y es bastante impresionante cuando lo sacas del horno, inflado y dorado, listo para aderezos sabrosos.

Ingredientes holandeses para bebés

Esta receta holandesa para bebés ofrece un desayuno rico y aterciopelado que se caracteriza por su textura similar a la de una natilla.

Con la calidez del extracto de vainilla, un toque cítrico de la ralladura de limón y el dulzor equilibrado del azúcar granulada, ofrece una sabrosa mezcla de sabores.

Necesitarás:

  • 8 huevos grandes, temperatura ambiente
  • 1½ tazas de leche entera
  • ¼ de taza de azúcar granulada
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • 1½ tazas de harina para todo uso
  • ½ taza de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de azúcar glass (guarnición opcional)

Para la cobertura de frutas (opcional)

  • 3 tazas de bayas frescas mixtas (yo usé 2 tazas de fresas cortadas en cuartos y 1 taza de moras)
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco (de la mitad del limón que rallaste)
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de azúcar en polvo

Sustituciones y adiciones

ADICIÓN: Te recomiendo encarecidamente que prepares y sirvas este panqueque popover esponjoso con aderezo de fruta fresca.

Puedes utilizar cualquier combinación de frutas que desees. Algunas otras opciones son las frambuesas frescas, los arándanos u otras bayas frescas.

LECHE: Solo recomendaría usar leche entera o al 2% para esta receta. Necesitas la grasa de la leche para hacer de este un panqueque rico y delicioso.

La leche baja en grasa y descremada simplemente no proporciona suficiente para esta receta.

Half & Half y la crema espesa tienen demasiada grasa láctea, por lo que la mejor opción que he encontrado con esta receta es la leche entera.

VAINILLA: Dado que los sabores son tan simples, debes usar extracto de vainilla de buena calidad o incluso pasta de vainas de vainilla, ya que ese es el sabor que brilla.

Cómo hacer esta receta holandesa para bebés

Le mostraremos cómo hacer esta sencilla pero impresionante receta de panqueques al horno.

PASO UNO: Precalienta el horno a 425°F. Necesitará una fuente para hornear de vidrio de 9×13 pulgadas.

NUESTRO DESARROLLADOR DE RECETAS DICE

Este bebé holandés también se puede preparar en una sartén resistente de 10 pulgadas apta para horno.

Una sartén de hierro fundido funciona muy bien para esto. Deberá reducir la cantidad de masa a la mitad o preparar dos sartenes separadas para esta cantidad de masa. También deberás comprobar el tiempo de horneado: 20 minutos.

SEGUNDO PASO: En el recipiente de una licuadora o procesador de alimentos agrega los huevos, la leche entera, el azúcar granulada, el extracto de vainilla, la sal, la ralladura de limón y la harina para todo uso.

Agregue la tapa al recipiente y licue a velocidad alta durante un minuto.

CONSEJO PROFESIONAL:

Al agregar los ingredientes a la licuadora, asegúrese de comenzar con los ingredientes húmedos y terminar con los secos. Esto ayuda a evitar que los ingredientes secos se atasquen en el fondo al licuar y garantiza que se mezclen fácilmente.

Si encuentra que tiene algunas bolsas de ingredientes secos en el fondo, puede usar una cuchara para raspar los lados y el fondo y licuar durante unos segundos más.

PASO TRES: Una vez que el horno se haya precalentado, agrega la mantequilla al fondo de la sartén y coloca el plato en el horno para precalentar y derretir la mantequilla.

Esto tardará entre cuatro y cinco minutos.

PASO CUATRO: Retire la fuente para hornear del horno y con mucho cuidado haga girar la mantequilla derretida alrededor del fondo y los lados de la fuente para hornear.

Vierta la mantequilla derretida restante en el recipiente de la licuadora con la masa, vuelva a tapar y licue durante 15 a 20 segundos más.

PASO CINCO: Vierta la masa en la fuente para hornear caliente cubierta con mantequilla y hornee en el horno precalentado durante 25 minutos.

Su bebé holandés se hinchará mientras se hornea y adquirirá un hermoso color marrón dorado.

CONSEJO PROFESIONAL:

Una vez que su bebé holandés salga del horno y comience a enfriarse, la corteza hinchada se desinflará un poco y se asentará. No te preocupes, se supone que eso debe suceder.

Algo divertido para los niños es encender la luz del horno durante los últimos minutos de horneado para que puedan ver a su bebé holandés hincharse en el horno. Por favor tenga cuidado y precaución con los más pequeños en la cocina y cerca del horno muy caliente.

PASO SEIS: Una vez horneado, déjelo reposar en la encimera durante unos minutos para que se enfríe un poco y espolvoréelo con azúcar en polvo antes de cortarlo y servirlo.

CONSEJO PROFESIONAL:

Un cortador de pizza funciona muy bien para rebanar a tu bebé holandés. Puede transferirlo a una tabla de cortar una vez que se haya horneado para cortarlo y servirlo más fácilmente.

PASO SIETE: Mientras tu bebé holandés hornea, puedes preparar tu aderezo de frutas.

Combine las bayas frescas mixtas, el jugo de limón, el extracto de vainilla y tres cucharadas de azúcar en polvo en un tazón mediano. Revuelve para combinar.

Cómo servir

Sirva rebanadas individuales de esta receta holandesa de panqueques para bebés con una cucharada de cobertura de bayas frescas encima del panqueque y un poco de azúcar en polvo adicional.

También puedes servirlo solo con una guarnición de jarabe de arce tibio.

Nuestra cuajada de limón también sería una deliciosa adición.

Esto hace que sea un desayuno especial maravilloso y fácil de servir el sábado por la mañana o como brunch.

Este panqueque aireado combina muy bien con una guarnición de tocino o hamburguesas de salchicha y una taza de té o café caliente.

Nuestra trenza de desayuno con cerezas y nuestro bizcocho de desayuno también son recetas fáciles que puedes preparar para una ocasión especial.

Almacenamiento

A continuación se ofrecen algunos consejos para garantizar que su bebé holandés siga siendo encantador incluso después de haberlo creado.

HAGA ADELANTE: Si buscas agilizar tu mañana o prepararte con anticipación para una ocasión especial, puedes preparar parcialmente el bebé holandés con anticipación.

Sigue la receta hasta que hayas mezclado la masa. En lugar de continuar con el paso de horneado, cubra la masa y refrigérela por hasta 24 horas.

Cuando esté listo para disfrutar, revuelva suavemente la masa, precaliente el horno y continúe con las instrucciones de horneado.

EN LA NEVERA: Las sobras de estos esponjosos panqueques alemanes se pueden almacenar en un recipiente sellado en el refrigerador hasta por dos días.

Puede recalentar porciones individuales en el microondas durante 30 a 45 segundos o hasta que estén completamente calientes.

EN EL CONGELADOR: No recomendamos congelar esta receta de panqueques de hojaldre. Es mejor servirlo tibio y esponjoso, ya que se perderá si se congela y descongela.

CALENTAMIENTO: Para recalentar rápidamente, use el microondas, pero asegúrese de cubrir la rebanada con un plato apto para microondas o una tapa apta para microondas para evitar ensuciar.

Calienta cada rebanada durante unos 20 a 30 segundos o hasta que esté bien caliente.

Si prefieres una textura más crujiente, también puedes recalentarla en un horno precalentado a 350°F durante 10 a 15 minutos.

Por qué amamos esta receta

IMPRESIONANTE LLAMAMIENTO VISUAL: El espectacular ascenso del Dutch Baby en el horno y su apariencia dorada e hinchada lo convierten en un plato espectacular en la mesa del desayuno o del brunch.

PREPARACIÓN FÁCIL Y RÁPIDA: Puedes tener un desayuno impresionante en la mesa en menos de 30 minutos, lo que lo hace perfecto tanto para mañanas ocupadas.

TEXTURA DELICIOSA: La textura del bebé holandés es una deliciosa combinación de ternura y crema por dentro, con bordes dorados y crujientes.

Con ingredientes básicos que tienes en tu despensa, este bebé holandés es una alternativa divertida a las recetas tradicionales de brunch. Es divertido verlo todo inflado cuando sale del horno y su textura suave y esponjosa es una base deliciosa para los aderezos de frutas de su elección.

Más recetas que te encantarán

Modo CocinaEvita que tu pantalla se oscurezca

  • 8 huevos grandes, temperatura ambiente
  • 1½ tazas de leche entera
  • ¼ taza de azúcar granulada
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de limón
  • ½ cucharadita de sal
  • 1½ tazas de harina para todo uso
  • ½ taza de mantequilla sin sal
  • 1 cucharada de azúcar en polvo, guarnición opcional

Cobertura de frutas (opcional)

  • 3 tazas de bayas frescas mixtas, yo usé 2 tazas de fresas en cuartos y 1 taza de moras
  • 1 cucharada de jugo de limón fresco, de la mitad del limón que rallaste
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de azúcar en polvo
  • Precalienta el horno a 425°F. Necesitará una fuente para hornear de vidrio de 9×13 pulgadas.

  • En el recipiente de una licuadora o procesador de alimentos agrega los huevos, la leche entera, el azúcar granulada, el extracto de vainilla, la sal, la ralladura de limón y la harina para todo uso. Agregue la tapa al recipiente y licue a temperatura alta durante 1 minuto.

  • Una vez que su horno se haya precalentado, agregue la mantequilla a su fuente para hornear y coloque su fuente en el horno para precalentar y derretir la mantequilla. Esto tardará entre 4 y 5 minutos.

  • Retire la fuente para hornear del horno y con mucho cuidado haga girar la mantequilla derretida alrededor del fondo y los lados de la fuente para hornear. Vierta la mantequilla derretida restante en el recipiente de la licuadora con la masa, vuelva a tapar y licue durante 15 a 20 segundos más.

  • Vierta la masa en la fuente para hornear caliente cubierta con mantequilla y hornee por 25 minutos. Su bebé holandés se hinchará mientras se hornea y adquirirá un hermoso color marrón dorado.

  • Una vez que se haya horneado, déjelo reposar en la encimera durante unos minutos para que se enfríe un poco y espolvoréelo con azúcar en polvo antes de cortarlo y servirlo.

  • Mientras su bebé holandés se hornea, puede preparar el aderezo de frutas combinando las bayas frescas mixtas, el jugo de limón, el extracto de vainilla y 3 cucharadas de azúcar en polvo en un tazón mediano. Revuelve para combinar.

  • Al agregar los ingredientes a la licuadora, asegúrese de comenzar con los ingredientes húmedos y terminar con los secos. Esto ayuda a evitar que los ingredientes secos se atasquen en el fondo al licuar y garantiza que se mezclen fácilmente. Si encuentra que tiene algunas bolsas de ingredientes secos en el fondo, puede usar una cuchara para raspar los lados y el fondo y licuar durante unos segundos más.
  • Una vez que su bebé holandés salga del horno y comience a enfriarse, la corteza hinchada se desinflará un poco y se asentará. No te preocupes, se supone que eso debe suceder. Algo divertido para los niños es encender la luz del horno durante los últimos minutos de horneado para que puedan ver a su bebé holandés hincharse en el horno. Por favor tenga cuidado y precaución con los más pequeños en la cocina y cerca del horno muy caliente.
  • Un cortador de pizza funciona muy bien para rebanar a tu bebé holandés. Puede transferirlo a una tabla de cortar una vez que se haya horneado para cortarlo y servirlo más fácilmente.

Calorías: 2894kcal | Carbohidratos: 305g | Proteína: 84 g | Grasa: 147 g | Grasa saturada: 78 g | Grasas poliinsaturadas: 14 g | Grasas monoinsaturadas: 42 g | Grasas trans: 4 g | Colesterol: 1769 mg | Sodio: 1912 mg | Potasio: 1557 mg | Fibra: 18g | Azúcar: 143g | Vitamina A: 5805 UI | Vitamina C: 20 mg | Calcio: 737 mg | Hierro: 17 mg

Aún más recetas que te encantarán

Esta receta fue desarrollada, probada, cocinada y fotografiada por Spaceships Kitchen. Desde nuestra mesa hasta la tuya, ¡esperamos que pienses que es algo fuera de este mundo!

Tabla de contenidos

Categorías