Al igual que un sabroso hojaldre de crema, estas pequeñas bombas de sabor del tamaño de un bocado son perfectas para picar.

¡Están hechos de paté choux y cargados con delicioso queso!

Este clásico pastel francés es un excelente aperitivo para su fiesta navideña. Es lo perfecto para añadir a tus recetas navideñas favoritas.

Tabla de contenido

  • ¿Qué son los bocadillos de queso?
  • Por qué te encantará esta receta
  • Lista de ingredientes y notas
  • Cómo hacer hojaldres de queso
  • Preguntas frecuentes sobre recetas
  • Consejos de expertos
  • como servir
  • Cómo almacenar

Saltar a Receta

¿Qué son los bocadillos de queso?

Los hojaldres de queso son un delicioso bocado horneado, ¡perfecto con una copa de vino o champán!

Son súper sabrosos y con ajo, con toneladas de queso cheddar fuerte.

Estos bebés son ligeros como una nube y tan llenos de sabor.

En los Estados Unidos, los llamamos hojaldres de queso, pero son un clásico pastel francés que también se conoce con el nombre elegante de “gougeres au fromage”.

Por mucho que sigo hablando de ellos como comida de cóctel, la verdad es que los niños también se vuelven locos por estos.

Por qué te encantará esta receta

Sabor irresistible: Los hojaldres de queso caseros cuentan con un sabor rico y sabroso de la combinación de queso, mantequilla y, a menudo, otras hierbas y especias. ¡La mezcla de ingredientes crea un sabor tan espectacular!

Textura ligera y aireada: La textura de las bolitas de queso es uno de sus principales atractivos. Tienen un exterior nítido y un interior ligero y aireado que es simplemente irresistible.

Versátil: Las bolitas de queso se pueden personalizar para adaptarse a varios gustos. Puede usar diferentes tipos de quesos (cheddar, gruyère, parmesano, etc.) o agregar hierbas como tomillo, romero o cebollín para darle más sabor.

Fácil de hacer: A pesar de su apariencia elegante, los bollos de queso son relativamente fáciles de hacer en casa usando ingredientes simples y un método infalible.

Todo natural: A diferencia del refrigerio de hojaldres de queso cheddar que encuentra en un pasillo de papas fritas, estos son el verdadero negocio, con sabores naturales y sin conservantes extraños como ácido láctico o ácido cítrico.

Lista de ingredientes y notas

agua y leche

El líquido es necesario para formar la masa y unir los ingredientes. Algunas recetas usan agua, mientras que otras usan leche. La leche puede agregar una cremosidad sutil a la masa, mejorando el sabor general.

Use cualquier tipo de leche que tenga a mano. La leche descremada, al 2%, entera, incluso una leche vegetal funcionará aquí.

Manteca

La mantequilla agrega riqueza y una sensación aterciopelada en la boca a las bolitas de queso.

También realza el sabor del queso y ayuda a crear una masa suave.

Me gusta usar mantequilla sin sal porque me permite controlar la cantidad de sal en el plato. Diferentes marcas de mantequilla pueden contener diferentes cantidades de sal, por lo que obtendrás un resultado más consistente.

Harina

La harina actúa como aglutinante y espesa la masa. Proporciona la estructura necesaria para que las bocanadas se eleven y creen un interior aireado mientras mantienen el exterior fresco.

La harina para todo uso es mi elección, pero puede cambiarla por cualquier tipo de opción integral si lo desea. Es posible que necesite un poco menos si va por ese camino.

Una mezcla de harina sin gluten que pueda sub 1: 1 para la harina normal también debería funcionar bien, si desea hacer bollos de queso sin gluten.

Huevos

Los huevos juegan un papel crucial en los bocadillos de queso al proporcionar estructura, humedad y un delicado sabor a huevo. Ayudan a que la masa suba durante el horneado y contribuyen a la textura ligera y aireada de la hojaldre.

Asegúrese de usar huevos grandes al hacer esta receta.

Queso

El componente principal del sabor de los bocadillos de queso proviene del propio queso.

Yo uso queso cheddar en estas bocanadas, pero también puedes usar gruyère o parmesano, o una combinación de varios tipos diferentes de quesos.

Condimentos

La sal, el ajo en polvo y la mostaza seca mejoran el sabor salado y complementan el queso.

También puedes añadir hierbas frescas como tomillo, romero o cebollino.

Cómo hacer hojaldres de queso

Las bolitas de queso son fáciles de preparar en menos de 30 minutos de tiempo activo, ¡lo que hace que toda la casa huela increíble!

Todo comienza con masa choux, similar a lo que haces cuando haces bollos de crema.

Paso 1: Calentar los líquidos

Coloque el agua, la leche, la mantequilla y la sal en una cacerola mediana a fuego lento.

Caliente en la estufa hasta que la mantequilla se derrita y comience a hervir a fuego lento, revolviendo con una cuchara de madera.

Paso 2: Agregue la harina

Vierta la harina, todo a la vez. Sé que parece una forma extraña de hacer masa, ¡pero prometo que así es como se hace!

Agregue la harina. Al principio, se verá como un desastre grumoso.

Continúe revolviendo hasta que todos los grumos se disuelvan y tenga una bola de masa suave.

Continúe cocinando esto durante un minuto más o menos, revolviendo, para quitar el sabor crudo de la harina.

Paso 3: Agregar huevos

Transfiera la masa a un tazón y comience a trabajar en los huevos.

Mezcle los huevos uno a la vez, permitiendo que cada uno se incorpore completamente antes de agregar el siguiente.

Una vez que se hayan mezclado todos los huevos, tendrá una masa muy elástica y ligeramente suelta.

Paso 4: Dar sabor a la masa

Agregue el queso y las especias.

Me gusta usar queso cheddar extra fuerte, ajo y un poco de mostaza seca.

Pero podrías usar cualquiera queso que te gusta!

También puede agregar cultivos de queso cheddar o condimentos de queso cheddar para amplificar el sabor.

¡He hecho gougeres de queso azul y son fantásticos! El queso gruyere y el queso parmesano también son excelentes opciones.

Incluso podría doblar un poco de salchicha finamente desmenuzada, jamón picado o tocino. ¡Eso sería excepcional!

Paso 5: Dar forma a las bocanadas

A continuación, coloque con una cuchara o una cuchara la masa de hojaldres de queso cheddar en bandejas para hornear.

Me gusta entubarlos de aproximadamente 1 pulgada de diámetro usando una bolsa de peso pluma de 16 pulgadas equipada con una punta redonda gigante.

Recuerde que estos se hincharán y expandirán bastante a medida que se hornean, ¡así que debe darles un poco de espacio para respirar!

Paso 6: ¡Más queso!

El último paso es pegarlos con otra pizca de queso encima, ¡y luego al horno se van!

Sabrás que terminaron de hornearse cuando hayan duplicado su tamaño y se vean bien dorados en el fondo.

Preguntas frecuentes sobre recetas

¿Puedes llenar hojaldres de queso?

¡Puedes notar cuando les das un mordisco que están huecos en el centro!

Esa es la magia de hornear y una de las cosas que hace que estas bolitas de queso sean increíblemente ligeras y aireadas.

También es un pequeño escondite perfecto para llenar con algo delicioso. Piensa en rellenar tus gougeres con cualquier mousse salado o queso suave con hierbas.

¿Las bolitas de queso son una merienda saludable?

Los hojaldres de queso caseros pueden ser una opción más saludable en comparación con los producidos comercialmente, pero si se consideran saludables o no depende de muchos factores diferentes.

Pero al elegir ingredientes de alta calidad como harina orgánica, queso real y mantequilla sin sal, puede evitar los aditivos, conservantes y sabores artificiales que se encuentran comúnmente en las bolitas de queso comerciales.

Consejos de expertos

  • Use ingredientes de alta calidad, como queso real, mantequilla sin sal y huevos frescos. La calidad de los ingredientes que elija afecta significativamente el sabor y la textura finales de las bolitas de queso.
  • Experimente con diferentes variedades de queso para encontrar el sabor que mejor se adapte a sus preferencias gustativas. La combinación de varios quesos también puede agregar complejidad al sabor.
  • Al agregar la harina a los ingredientes húmedos, mezcle hasta que los ingredientes se unan. Mezclar demasiado puede dar como resultado bocanadas densas y pesadas en lugar de ligeras y aireadas.
  • Use una cuchara para galletas o una manga pastelera para asegurar tamaños de hojaldre consistentes. Mantener uniforme el tamaño de las bolitas de queso ayudará a que se horneen uniformemente y se vean más atractivas.
  • Deje suficiente espacio entre las bocanadas en la bandeja para hornear. Esto les permite expandirse correctamente sin pegarse.

como servir

Las bolitas de queso se pueden colocar en una canasta como la que se ve aquí o se pueden servir en una bandeja de embutidos si desea ser un poco más elegante.

Intente adornarlos con frutas frescas o secas para un contraste realmente agradable, o con hierbas finamente picadas como salvia, romero o tomillo.

Estas bolitas de queso se pueden disfrutar calientes del horno O a temperatura ambiente.

Son fantásticos con un cóctel, y serían una magnífica adición a su plato de queso/charcutería/fruta/crudites.

También serían deliciosos junto con un buen plato de sopa. ¡Pruébalos junto con mi sopa de maíz o gazpacho favorito!

Cómo almacenar

Temperatura ambiente: Estos se mantendrán a temperatura ambiente durante unos días. Simplemente deslícelos en una bolsa con cierre hermético para que no se pongan rancios.

Refrigerar: Póngalos en el refrigerador; deberían durar alrededor de una semana.

Congelador: ¡Pate a choux puffs freeze maravillosamente! Deja que se enfríen por completo, guárdalos en una bolsa y durarán meses en el congelador. Y debido a que son principalmente aire, se descongelan muy rápidamente a temperatura ambiente.

Recalentamiento: Si no va a servir de inmediato, vuelva a calentar las bolitas de queso enfriadas en un horno a 170 grados F durante unos minutos antes de servir. Esto le devolverá su textura y sabor recién horneado.

Más recetas de aperitivos con queso

  • Dip de maíz con queso
  • Cascara de papas
  • Dip de Jalapeño Popper
  • queso de cerveza

Como asociado de Amazon, gano con las compras que califican.

Bolas de queso

Porciones: 60 bocanadas (aprox.)
Tiempo de preparación:: 25 minutos
Hora de cocinar: 25 minutos
Tiempo Total: 50 minutos
¡Estas bolitas de queso cheddar son una aplicación perfecta para un cóctel! También conocidos como “gubias”, ¡son ligeros como el aire y tan aptos para refrigerios!

Imprimir receta Dejar un comentario
Guardar RecetaGuardada!

  • 1/2 taza (118.29 ml) agua
  • 1/2 taza (118.29 ml) leche
  • 1/2 taza (113.5 gramo) mantequilla sin sal, (1 palo)
  • 1 cucharilla sal kosher
  • 1 taza (125 gramo) harina para todo uso
  • 4 huevos , (grande)
  • 1 taza (112 gramo) Queso rallado, (Usé queso cheddar extra fuerte), y más para espolvorear
  • 1/2 cucharilla polvo de ajo
  • 1/4 cucharilla mostaza seca
  • Precaliente el horno a 400 grados F y cubra las bandejas para hornear con pergamino.
  • Coloque el agua, la leche, la mantequilla y la sal en una olla mediana y cocine a fuego lento hasta que la mantequilla se derrita y el líquido hierva a fuego lento.
  • Agregue la harina, todo a la vez, revolviendo a fuego lento hasta que la masa forme una bola.
  • Transfiera la mezcla a un tazón grande para mezclar y agregue los huevos uno por uno, permitiendo que cada uno se incorpore por completo antes de agregar el siguiente.
  • Agregue el queso, el ajo en polvo y la mostaza seca.
  • Coloque con una cuchara o tubo bolas de 1 pulgada en las bandejas para hornear preparadas y hornee durante 25 minutos o hasta que estén hinchadas y ligeramente doradas en la parte inferior.
Calorías: 32kcal, Carbohidratos: 2gramo, Proteína: 1gramo, Gordo: 2gramo, Grasa saturada: 1gramo, Colesterol: 17miligramos, Sodio: 56miligramos, Potasio: 10miligramos, Fibra: 1gramo, Azúcar: 1gramo, Vitamina A: 79IU, Calcio: 14miligramos, Hierro: 1miligramos

Gougeres de queso cheddar

Tiempo de preparación:: 15 minutos
Hora de cocinar: 25 minutos
Tiempo Total: 40 minutos

Imprimir receta Dejar un comentario
Guardar RecetaGuardada!

  • 1/2 taza agua
  • 1/2 taza leche
  • 1/2 taza 1 barra de mantequilla sin sal, en cubos
  • 1 cucharilla sal kosher
  • 1 taza harina para todo uso
  • 4 huevos
  • 4 onzas queso cheddar fuerte, más extra para espolvorear, rallado
  • 1/2 cucharilla polvo de ajo, no sal de ajo
  • 1/4 cucharilla mostaza seca
  • Precaliente el horno a 400 grados F.
  • Coloque el agua, la leche, la mantequilla y la sal en una cacerola mediana y cocine a fuego lento.
  • Agregue la harina, a fuego medio. Continúe revolviendo hasta que esté bien combinado y alejándose de los lados de la olla y formando una bola.
  • Coloque la masa en un tazón y deje enfriar durante aproximadamente un minuto. Golpe en los huevos uno a la vez.
  • Agregue el ajo en polvo, la mostaza seca y el queso, y revuelva para combinar.
  • Coloque en montículos de 2 pulgadas, en bandejas para hornear forradas con pergamino. Cubra con más queso y hornee por 25 minutos, o hasta que esté hinchado y dorado.

¡Las gubias están hinchadas y son más ligeras que el aire!

Sin embargo, de alguna manera, rico y mantecoso al mismo tiempo…

Y tienen un intenso sabor a queso y ajo. ¡Muy adictivo! Son nuestro nuevo snack favorito.

😉