Recetas de Cocina - La Mejores RECETAS de Comida Fácil!

Receta – sal para hornear

Estás a punto de aprender a preparar la receta – sal para hornear

A menudo me preguntan sobre el papel de la sal en la cocción, especialmente kosher, que es lo que prefiero. La sal no es solo un potenciador del sabor, sino que también juega un papel vital en el proceso de horneado. De hecho, es uno de los cuatro ingredientes esenciales del pan: harina, sal, levadura y agua.

Cuando se trata de hornear, la sal tiene varias funciones que van más allá de agregar sabor. Por ejemplo, la sal ayuda a estabilizar la velocidad de fermentación de la levadura y fortalece la masa, lo cual es importante para lograr la textura y la consistencia adecuadas.

Entonces, la próxima vez que esté horneando, ¡no pase por alto la importancia de la sal! Es un ingrediente esencial que puede marcar la diferencia en el producto final.

¿Qué es la sal kosher?

La sal kosher es sal que tiene granos grandes de forma irregular. Lleva el nombre de para qué se usaba, la práctica tradicional judía de kosherizar la carne. Este método es una tradición importante en la cocina judía que ayuda a eliminar la sangre de la carne. La sal kosher tiene cristales escamosos más grandes que pueden extraer líquidos de la carne, lo que facilita el enjuague. Después de que la carne se sala, se lava para eliminar la sal y los líquidos adicionales.

¿Por qué usar sal kosher para hornear?

La sal kosher es un ingrediente popular para hornear porque tiene una textura única que puede mejorar el sabor y la textura de los productos horneados. Prefiero el sabor de la sal kosher sobre la sal de mesa, ya que es un sabor ligeramente más suave, lo que puede mejorar el sabor general de los productos horneados. sin dominar otros ingredientes.

  • El tamaño de grano más grande facilita el control de la cantidad de sal que se agrega a las recetas, lo que da como resultado más resultados.
  • Los cristales más grandes se disuelven más lentamente que la sal de mesa, lo que permite una distribución más uniforme de la sal en toda la masa.
  • La sal kosher tampoco contiene aditivos como el yodo, que a veces pueden afectar el sabor de los productos horneados. Tenga en cuenta que las diferentes marcas de sal kosher pueden tener tamaños de grano ligeramente diferentes, lo que puede afectar la cantidad de sal que se necesita en una receta.

¿Cuál es la diferencia entre la sal kosher y la sal de mesa?

Si bien tanto la sal kosher como la sal de mesa son tipos de sal que se usan para cocinar y hornear, tienen algunas diferencias clave en textura, sabor y costo.

  • Textura: La sal kosher tiene un tamaño de grano más grande en comparación con la sal de mesa. El tamaño de grano más grande facilita obtener una pizca de sal. Una pizca de sal kosher te da menos sal que una pizca de sal de mesa debido a la diferencia de tamaño.
  • Sabor: La sal kosher tiene un sabor menos intenso y más suave que la sal de mesa. La sal de mesa, por otro lado, tiene un sabor a sal más fuerte debido a la presencia de yodo y otros aditivos.
  • Costo: La sal kosher es un poco más cara que la sal de mesa. La sal kosher cuesta aproximadamente $3.50 por 48 onzas y la sal de mesa cuesta aproximadamente $3.00 por 52 onzas. (los precios pueden variar)

No deben usarse indistintamente en las recetas.

¿Es necesaria la sal de mesa para la ingesta de yodo?

Si bien la sal de mesa yodada brinda un método conveniente para aumentar su consumo de yodo, no es la única fuente de este nutriente. De hecho, es totalmente factible satisfacer sus necesidades de yodo sin ingerir sal yodada.

¿Qué es la sal marina?

Otro tipo de sal que encontrarás en las estanterías de tu supermercado es la sal marina. La sal marina es un tipo de sal sin refinar que se extrae directamente del océano o de otros cuerpos de agua salada. Entonces, el viento y el sol hacen su magia para evaporar el agua de forma natural. Esto significa que a menudo contiene trazas de minerales como magnesio, calcio y potasio, que pueden afectar su sabor y perfil nutricional. La sal marina puede tener diferentes formas y tamaños, como pequeños granos o grandes hojuelas, y se usa para cocinar, hornear y sazonar. Sal Maldón es una sal marina gourmet que ha ganado popularidad debido a sus distintivas escamas de sal piramidal y su sabor limpio. Se recolecta en la localidad inglesa de Maldon en Essex, Inglaterra.

Sal rosa del Himalaya

La sal rosa del Himalaya es un tipo de sal de roca que sustituye fácilmente a la sal de mesa y es una sal muy versátil. Sin embargo, no está refinada y contiene minerales beneficiosos que le dan a la sal su característico color rosa. Se extrae de la mina de sal de Khewra en la región de Punjab en Pakistán, que se encuentra en las estribaciones del Himalaya. La sal rosa del Himalaya se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años, y no solo para cocinar y hornear. También se utiliza en productos de belleza naturales como exfoliantes de sal y sales de baño.

Sustituciones de sal kosher

Si no tiene sal kosher a mano para su receta para hornear, puede intentar sustituirla por otros tipos de sal. Aquí hay algunas opciones:

  • Sal de mesa: Este es el tipo de sal más común y la textura más parecida a la sal kosher. Sin embargo, la sal de mesa está más procesada y tiene una salinidad más intensa, por lo tanto, querrá usar aproximadamente un 50 % menos de sal de mesa que la cantidad de sal kosher que se pide en la receta.
  • Sal marina: Al igual que con la sal de mesa, querrá usar un poco menos de sal marina que la cantidad de sal kosher que se pide en la receta.
  • sal rosa del himalaya: Este es un tipo de sal que se ha vuelto más popular en los últimos años. Puede usarlo como sustituto de la sal kosher en una proporción de 1: 1.

El papel de la sal en la cocción de pasteles

La sal es un ingrediente importante para hornear pasteles y sirve para múltiples propósitos. En primer lugar, la sal realza el sabor del pastel al equilibrar la dulzura de la masa. También fortalece la masa al ayudar a desarrollar el gluten, lo que le da al pastel su estructura y estabilidad. Esto es particularmente importante para los pasteles que requieren mucha mezcla, como los bizcochos.

Dicho esto, es importante no exagerar con la sal. Usar demasiado puede dominar la dulzura del pastel y crear un sabor desagradable. Una buena regla general es usar de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal por taza de harina en tus recetas de pasteles.

Ahora que sabe por qué uso sal kosher en (casi) todas mis recetas para hornear, permítame compartir con usted mi panecillo favorito de todos los tiempos, ¡el panecillo salado! ¡Hace el sándwich!

Rosquillas de sal

Tiempo de preparación: 30
Hora de cocinar 24
Tiempo de descanso 2 15
Tiempo Total 3 9
Un bagel salado es un bagel perfectamente denso y masticable cubierto con la cantidad justa de sal marina para complementar cualquier sabor que pueda agregar al bagel.

Ingredientes

Bagels

  • 1 ¼ tazas (296 g) agua tibia
  • 1 cucharada levadura instantanea
  • 4 tazas (508 g) harina de pan
  • 3 cucharadas azúcar granulada
  • 1 cucharilla sal kosher
  • 2 cucharadas aceite vegetal

Ingredientes para hervir y hornear

  • 4 cuartos agua
  • 2 cucharadas Miel
  • 2 cucharadas harina de maiz amarillo

Adición

  • 1 clara de huevo
  • 1 cucharada agua
  • 2 cucharadas kosher o sal marina, (Se recomienda una sal en escamas más grande. ¡No recomiendo sal de mesa para esta receta!)

Instrucciones

masa de panecillo

  • En el tazón de una batidora de pie, mezcle el agua tibia y la levadura. Descansa por 5 minutos.
  • Agregue la harina, el azúcar, la sal y el aceite vegetal.
  • Mezcle a fuego lento con el gancho para masa hasta que la masa comience a unirse (alrededor de 8 minutos). Si no tienes un gancho para masa, amasa la masa a mano durante unos 25 minutos.
  • Transfiera la masa a un tazón engrasado. Cubra con un paño de cocina y deje crecer durante 2 horas o hasta que la masa casi haya duplicado su tamaño.
  • Volcamos la masa sobre una superficie de trabajo.
  • Divida la masa en 12 piezas iguales (alrededor de 3 onzas cada una).
  • Trabajando una pieza a la vez, doble los lados de la masa hacia abajo para crear una bola de masa (la parte superior debe estar lisa).
  • Con la unión hacia abajo (sobre una superficie sin harina), coloque la palma de la mano sobre la masa (su mano debe estar ligeramente ahuecada alrededor de la bola de masa).
  • Empuje ligeramente hacia abajo (pero firme y uniformemente) sobre la masa y haga rodar la bola debajo de la palma de la mano con un movimiento circular. Use los lados ahuecados de sus manos para mantener la masa centrada en su palma. Es posible que tengas que trabajar la masa por un tiempo, pero eventualmente se unirá y la mayoría de las líneas y pliegues deberían haberse incorporado a la masa, formando una bola de masa suave.
  • Coloque las bolas de masa en una bandeja para hornear y cubra con una toalla de cocina.
  • Descansa por 15 minutos
  • Después de descansar, use sus dedos para crear un agujero en el centro de las bolas de masa, girando la masa alrededor de sus dedos hasta formar un agujero de aproximadamente 2 pulgadas.

hervir y hornear

  • Precaliente el horno a 425 °F.
  • Cubra una bandeja para hornear separada con papel pergamino. Espolvorea uniformemente con harina de maíz.
  • Agregue el agua y la miel a una olla grande. Llévalo a ebullición.
  • Reduzca el fuego ligeramente (todavía hirviendo) y agregue los bagels en lotes (3-4 a la vez). Los bagels deben tener espacio para expandirse y no deben superponerse en absoluto.
  • Hervir durante 1-2 minutos por lado (cuanto más tiempo hierva, más denso será el bagel).
  • Coloque los panecillos hervidos sobre la capa de harina de maíz en su bandeja para hornear.
  • En un plato pequeño, mezcle la clara de huevo y el agua.
  • Cepille la parte superior de los bagels hervidos con el huevo batido y espolvoree cada uno con sal. Yo uso aproximadamente 1 cucharadita de sal por bagel, pero puedes usar menos o más dependiendo de los gustos. Recomiendo comenzar más pequeño ya que siempre puedes agregar más sal.
  • Hornee en el horno precalentado hasta que los bagels comiencen a dorarse, de 15 a 20 minutos.
  • Permita que los bagels se enfríen completamente antes de cortarlos o guardarlos.

Video

Categorías