Recetas de Cocina - La Mejores RECETAS de Comida Fácil!

Atole mexicano

Ir a la receta

¡Manténgase abrigado y acogedor con una taza espesa y cremosa de Atole mexicano! Esta bebida tradicional hecha con masa harina, piloncillo, canela y vainilla es perfecta para disfrutar durante el invierno y las fiestas.

No hay nada mejor que un sorbo de atole tibio mientras se come una concha (pan dulce mexicano). ¡Mmm! Llena de sabores reconfortantes como vainilla y canela, esta bebida mexicana espesa y cremosa hecha con masa harina te calentará y te preparará para el día.

Esta bebida mexicana familiar es perfecta tanto para niños como para adultos. Vierta una gran cantidad de atole en un termo y salga a dar un frío paseo invernal. ¡Te mantendrá caliente y lleno durante el día o la noche!

¿Qué es el atole?

El atole (pronunciado ah-toh-leh) es una bebida tradicional mexicana que se espesa con masa harina (la misma harina de maíz que se usa para hacer tortillas de maíz) y se endulza con piloncillo, canela y vainilla. A menudo se disfruta en climas fríos porque es lo suficientemente espeso y cremoso como para calentarte en esas noches frías.

Se sirve tradicionalmente durante las celebraciones mexicanas como el Día de Muertos, Las Posadas, Noche Buena (Nochebuena), Navidad (Navidad), Nochevieja y Año Nuevo.

Históricamente, esta bebida se hacía solo con agua, pero con el tiempo, la receta se cambió para incluir agua y leche para hacerla aún más cremosa.

¡Combine su atole con unos tamales dulces para un postre abundante o un refrigerio nocturno!

¿Cuál es la diferencia entre atole y champurrado?

Piense en el champurrado como la versión de chocolate del atole. Hecho con casi todos los mismos ingredientes que el atole, ¡el champurrado tiene la adición de chocolate derretido! Pruebe el champurrado cuando desee algo dulce o como alternativa al chocolate caliente normal.

Ingredientes de Atole

  • Leche – Lo mejor es usar leche entera, ya que proporciona una textura y un sabor más espeso y cremoso, pero puedes usar un 2% si lo prefieres.
  • Piloncillo – Este cono dulce y parecido al caramelo de azúcar sin refinar se usa en toneladas de recetas mexicanas para hornear. Si nunca antes ha usado piloncillo, lea todo al respecto aquí.
  • Canela en rama – Trate de usar canela mexicana para obtener el mejor y más auténtico sabor. Se puede encontrar en grandes racimos en los supermercados hispanos. Si no puede encontrar ninguno cerca de usted, busque palitos de canela de Ceilán en el pasillo de especias normal.
  • Masa harina – Este alimento básico mexicano e ingrediente necesario para hacer tortillas de maíz está hecho de maíz seco empapado en una mezcla especial de limón. Por lo general, puede encontrar masa harina en las grandes tiendas de comestibles (normalmente compro la marca Maseca), pero si no, diríjase a su tienda especializada hispana local.
  • Agua – Mezclar masa harina con agua tibia crea la textura espesa característica del atole.
  • Sabor – El extracto de vainilla y la sal resaltarán todos los deliciosos sabores de esta acogedora bebida.

Como hacer atole

Primero, calienta la leche, el piloncillo y la ramita de canela a fuego medio-bajo en una cacerola al fuego hasta que el piloncillo se derrita. Asegúrese de revolver la mezcla con frecuencia para asegurarse de que el piloncillo y la leche no se quemen ni se peguen al fondo de la olla.

En segundo lugar, deseche la rama de canela. Si se ha roto en pedazos, vierta la mezcla de leche a través de un colador para quitar los pedazos. La canela mexicana (y la canela de Ceilán) son más frágiles que la canela casia, por lo que es normal que los trozos se rompan.

En tercer lugar, bate la masa harina y el agua en un tazón pequeño hasta que esté suave. Esta es la mezcla que ayudará a espesar el atole y le dará su característico pero sutil sabor a maíz dulce.

Cuarto, agregue la mezcla de masa harina junto con el extracto de vainilla y la sal a la cacerola con la mezcla de leche. Batir para combinar.

Por último, pero no menos importante, hierva la mezcla a fuego lento y luego reduzca el fuego a bajo. Bátelo con frecuencia mientras se cocina durante unos 30 minutos.

Sabrá que el atole está listo cuando la mezcla esté cremosa, suave y lo suficientemente espesa como para cubrir el dorso de una cuchara sin derramar demasiado. Si el atole aún no es suave, ¡sigue batiendo!

¡Sirve en una taza con un toque extra de canela y disfruta!

Consejos, trucos y sustituciones

  • Fuego lento. Calienta la mezcla de leche a fuego medio-bajo para evitar que se queme.
  • Sigue batiendo. Batir el atole con frecuencia mientras se cocina creará una textura suave y aterciopelada. Dale un sabor a la mezcla; si está un poco granulada, continúa batiendo hasta que quede suave.
  • ¡Hazlo vegano! Reemplace la leche con la leche vegetal sin lácteos más cremosa, como leche de almendras, guisantes o avena.
  • ¿No encuentras piloncillo? En su lugar, puede usar 1/2 taza de azúcar morena oscura.

Almacenamiento y recalentamiento

Para almacenar, mantenga el atole terminado y enfriado en el refrigerador hasta por 2 días. Cuanto más tiempo se asiente, más grueso se volverá.

Para recalentar, primero agregue un chorrito de leche o agua al atole. Revuelva bien, luego caliéntelo en el microondas o en la estufa. Agrega más líquido hasta que el grosor sea de tu agrado.

Más recetas de bebidas mexicanas

Receta

Atole mexicano

Preparación: 5 minutos

Cocinar: 35 minutos

Total: 40 minutos

¡Manténgase caliente con una taza de atole mexicano espeso y cremoso! Esta bebida tradicional está hecha con masa harina, piloncillo, canela y vainilla.

Instrucciones

  • Agregue la leche, el piloncillo y la ramita de canela a una cacerola u olla mediana. Calienta a fuego medio-bajo hasta que el piloncillo se haya disuelto por completo. Revuelva con frecuencia para asegurarse de que la leche y el piloncillo no se peguen al fondo de la cacerola.

  • Retire y deseche la rama de canela, usando un colador si se ha roto en pedazos.

  • En un tazón pequeño, agregue agua tibia y masa harina. Batir hasta que quede suave.

  • Agrega la mezcla de masa harina, el extracto de vainilla y la sal a la cacerola. Batir para combinar.

  • Deje hervir a fuego lento, reduzca el fuego a bajo y continúe cocinando, revolviendo con frecuencia, durante 25-30 minutos hasta que esté espeso, cremoso, aterciopelado y suave. El atole debe ser lo suficientemente espeso como para cubrir el dorso de una cuchara.

  • Sirve y decora con un toque de canela molida o una ramita de canela.

Consejos de Isabel:

  • ¿No tienes piloncillo? En su lugar, puede usar 1/2 taza de azúcar morena oscura.
  • Leche: Es mejor usar leche entera, ya que proporciona una textura y un sabor más espesos y cremosos, pero también puede usar un 2% si lo prefiere. También puedes usar leche de almendras para hacer que esta bebida no contenga lácteos.
  • La temperatura: Asegúrese de calentar la mezcla de leche a fuego medio-bajo para asegurarse de que la leche no se queme.
  • ¡No olvides batir! Asegúrese de batir vigorosamente durante todo el proceso para ayudar a que la bebida sea lo más suave y aterciopelada posible. El atole no debe ser granulado. Si todavía está un poco granulado, continúa batiendo durante unos minutos hasta que quede suave.

Información nutricional

Porción: 1 porción Calorías: 188 kcal (9%) Carbohidratos: 33 g (11%) Proteínas: 6 g (12%) Grasas: 3 g (5%) Grasas saturadas: 2 g (10%) Colesterol: 13 mg (4%) Sodio: 86 mg ( 4%) Potasio: 270 mg (8%) Fibra: 1 g (4%) Azúcar: 26 g (29%) Vitamina A: 181 UI (4%) Vitamina C: 1 mg (1%) Calcio: 223 mg (22%) Hierro: 1 mg (6%)

Curso: Bebidas

Cocina: Mexicana