Recetas de Cocina - La Mejores RECETAS de Comida Fácil!

Receta – Receta sencilla de crujiente de durazno

Estás a punto de aprender a preparar la receta – Receta sencilla de crujiente de durazno

Los duraznos son una de esas frutas que siempre me recuerdan el verano, y este crujiente de durazno es puro paraíso veraniego. La cobertura crujiente contrasta perfectamente con los dulces y suaves melocotones; Agrega una bola grande de helado de vainilla para que se derrita sobre todo y cree el postre más delicioso de todos los tiempos.

Ingredientes fáciles de la receta crujiente de durazno

La combinación de melocotones jugosos, azúcar moreno y todas las especias que forman parte de la cobertura crujiente es nada menos que perfecta.

Cuando das el primer bocado, te encuentras con una explosión de sabor, combinada con la textura ligeramente crujiente de la cobertura.

Cada bocado te lleva a una aventura mientras experimentas todas las capas de delicias que este plato tiene para ofrecer.

Para preparar este plato clásico, necesitarás:

  • 2 paquetes (16 onzas) de duraznos congelados, descongelados con jugo
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 4 cucharadas de harina para todo uso

Para la cobertura:

  • ¾ taza de harina para todo uso
  • ½ taza de azúcar moreno oscuro, bien empaquetado
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ taza de mantequilla crema dulce salada fría en cubitos
  • ¾ taza de copos de avena a la antigua

Sustituciones y adiciones simples a recetas de durazno

DURAZNOS: Puede sustituir los duraznos congelados descongelados por dos latas de 15,25 onzas de duraznos en rodajas. Reduzca el tiempo de horneado a 35 minutos.

ADICIÓN: Puedes adornar la cobertura con azúcar molida para obtener un crujido extra dulce.

AVENA A LA ANTIGUA: También se les conoce como copos de avena. Está bien usar avena de cocción rápida para este delicioso postre si eso es lo que tienes en la alacena.

Cómo hacer esta receta crujiente de durazno

Las recetas crujientes son muy fáciles de preparar, ya que consisten simplemente en una capa de fruta cubierta con una cobertura crujiente.

Primero se preparan los duraznos y se agregan a la bandeja para hornear. A continuación, puedes mezclar la cobertura crujiente, que se extiende sobre los jugosos melocotones.

Mételo en el horno y hornea hasta que burbujee. Sigue nuestras instrucciones paso a paso a continuación para preparar este postre.

NUESTRO DESARROLLADOR DE RECETAS DICE

Puedes preparar la cobertura la noche anterior y guardarla en el refrigerador hasta que estés listo para preparar esta fruta crujiente.

PASO UNO: Precalienta el horno a 375°F. Rocíe una fuente para hornear de 9×9 pulgadas con aceite en aerosol antiadherente. Hazlo a un lado.

SEGUNDO PASO: Agrega los duraznos congelados descongelados y el jugo a un tazón mediano. Vierte el azúcar granulada y 4 cucharadas de harina sobre los melocotones. Revuelva para cubrir bien los duraznos. Continúe revolviendo hasta que no queden grumos de harina. Vierta los duraznos en la fuente para hornear preparada.

PASO TRES: Puede utilizar una batidora/cortadora de repostería, un procesador de alimentos o las manos para mezclar la harina, el azúcar moreno, la canela y la mantequilla fría en cubos. Si está usando un cortador de masa o sus manos, agregue los ingredientes de la cobertura a un tazón mediano.

Incorpora los cubos de mantequilla fría a la mezcla de harina. Tenga cuidado de no mezclar demasiado. Quieres que la mezcla sea migajas gruesas. Si está utilizando un procesador de alimentos, presione hasta que la mezcla se convierta en migajas gruesas.

CONSEJO PROFESIONAL:

Para asegurarte de que quede crujiente, toma la mezcla de avena, presiónala para formar bolas y corta los trozos para espolvorear encima. Esto permite una mejor circulación del aire durante el horneado y convierte la cobertura en trozos crujientes que se asemejan a pepitas de galletas de avena.

PASO CUATRO: Agregue la avena y extienda uniformemente la cobertura sobre los duraznos. Hornee durante 45 a 50 minutos hasta que la cobertura de avena esté dorada. Sirva mientras aún está caliente.

CONSEJO PROFESIONAL:

Las temperaturas del horno varían y es posible que sea necesario recalibrarlas periódicamente para garantizar que sean precisas. Asegúrese de comprobar que esté crujiente en el extremo inferior del tiempo de horneado recomendado.

Receta crujiente de durazno Sugerencias fáciles de servir

Dado que este delicioso postre está elaborado con duraznos congelados, es el regalo perfecto para disfrutar durante todo el año.

Sirva su crujiente de durazno fácil con crema batida encima y una bola de helado a un lado.

Disfrute de sabores como caramelo y coco agregando un chorrito de salsa de caramelo salado o una pizca de coco rallado encima.

Los postres de durazno son siempre un delicioso complemento para cualquier comida. Nuestro pastel de durazno y el pastel Cool Whip de durazno son dos de nuestras recetas favoritas.

Cómo almacenar melocotón crujiente fácil

Lo cubrimos con algunos consejos útiles para garantizar que su durazno crujiente se mantenga tan delicioso como el día en que lo horneó.

HAGA ADELANTE: Puedes hacer que el durazno esté crujiente con anticipación, especialmente cuando te estás preparando para una reunión o simplemente quieres ahorrar algo de tiempo en días ocupados.

Una vez que haya horneado y enfriado el crujiente, cúbralo bien con una envoltura de plástico o papel de aluminio. Mételo en el refrigerador si planeas servirlo dentro de las próximas 24 horas.

EN LA NEVERA: Guarde las sobras cubiertas con plástico o en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por 3 días.

EN EL CONGELADOR: Puede congelar las patatas fritas sin hornear hasta por 3 meses.

Dado que el crujiente está congelado, agregue de 15 a 20 minutos adicionales a 350 °F para recalentarlo. Vigile de cerca el crujiente para asegurarse de que la cobertura no se queme.

No tienes que esperar hasta la temporada de duraznos para preparar esta excelente receta crujiente de duraznos. Repleto de jugosos melocotones dulces y una cobertura desmenuzable, este postre simple y clásico es un placer bienvenido en cualquier época del año.

Más recetas que te encantarán

Modo CocinaEvita que tu pantalla se oscurezca

  • 32 onzas de duraznos congelados, descongelados con jugo
  • 1 taza de azúcar granulada
  • 4 cucharadas de harina para todo uso

Adición

  • ¾ taza de harina para todo uso
  • ½ taza de azúcar morena, bien compacta
  • ½ cucharadita de canela molida
  • ½ taza de mantequilla crema dulce salada fría en cubitos
  • ¾ taza de copos de avena a la antigua
  • Precalienta el horno a 375°F. Rocíe una fuente para hornear de 9×9 pulgadas con aceite en aerosol antiadherente. Hazlo a un lado.

  • Agregue los duraznos congelados descongelados y el jugo a un tazón mediano. Vierte el azúcar granulada y 4 cucharadas de harina sobre los melocotones. Revuelva para cubrir bien los duraznos. Continúe revolviendo hasta que no queden grumos de harina. Vierta los duraznos en la fuente para hornear preparada.

  • Puede utilizar una batidora/cortadora de repostería, un procesador de alimentos o las manos para mezclar la harina, el azúcar moreno, la canela y la mantequilla fría en cubos. Si utiliza un cortador de masa o las manos, agregue los ingredientes a un tazón mediano. Incorpora los cubos de mantequilla a la mezcla de harina. Tenga cuidado de no mezclar demasiado. Quieres que la mezcla sea migajas gruesas. Si está utilizando un procesador de alimentos, presione hasta que la mezcla se convierta en migajas gruesas.

  • Agrega la avena y extiende uniformemente la cobertura sobre los duraznos. Hornee durante 45 a 50 minutos hasta que la cobertura esté dorada. Sirva mientras aún está caliente.

  • Puedes preparar la cobertura la noche anterior y guardarla en el refrigerador hasta que estés listo para preparar esta fruta crujiente.
  • Para asegurarte de que quede crujiente, toma la mezcla de avena, presiónala para formar bolas y corta los trozos para espolvorear encima. Esto permite una mejor circulación del aire durante el horneado y convierte la cobertura en trozos crujientes que se asemejan a pepitas de galletas de avena.
  • Las temperaturas del horno varían y es posible que sea necesario recalibrarlas periódicamente para garantizar que sean precisas. Asegúrese de comprobar que esté crujiente en el extremo inferior del tiempo de horneado recomendado.

Calorías: 438kcal | Carbohidratos: 76g | Proteína: 4g | Grasa: 14 g | Grasa saturada: 8 g | Grasas poliinsaturadas: 1g | Grasas monoinsaturadas: 4g | Grasas trans: 1g | Colesterol: 35 mg | Sodio: 127 mg | Potasio: 234 mg | Fibra: 3g | Azúcar: 55g | Vitamina A: 828 UI | Vitamina C: 5 mg | Calcio: 31 mg | Hierro: 2 mg

Esta receta fue desarrollada, probada, cocinada y fotografiada por Spaceships Kitchen. Desde nuestra mesa hasta la tuya, ¡esperamos que pienses que es algo fuera de este mundo!

Tabla de contenidos

Categorías