Baingan bharta: puré de berenjena ahumado con tomate y cebolla

Este platillo de berenjena sedoso y lleno de sabor era uno de los favoritos de la familia cuando era niño. Se haría un lote grande, un trozo del cual devoraríamos ese día recogiéndolo con roti recién hecho. Las sobras irían a la nevera para levantar nuestros bocadillos y comidas en los próximos días. Lo untamos simplemente en rebanadas de pan tostado, lo usamos como salsa y, a veces, lo untamos en masa de pizza, cubierto con verduras en rodajas y parmesano, para obtener un pastel sorprendente pero maravilloso de inspiración india. —Tanya

Ingredientes
  • 2 berenjenas grandes y firmes

  • 1.5 tazas de tomates picados, frescos o enlatados

  • 1.5 tazas de cebolla morada, finamente picada

  • 3 cucharadas de aceite vegetal

  • 1 chile verde (como serrano) picado, o más al gusto

  • 1 cucharadita de pimentón ahumado (opcional)

  • 4 cucharadas de cilantro finamente picado

  • sal al gusto

Direcciones
  1. Prepare la berenjena: Encienda su asador o precaliente a 450 grados F. Cubra una bandeja para hornear con papel de aluminio y engrase ligeramente. Enjuaga y seca las berenjenas. Pique todo con un tenedor o un cuchillo fino para permitir que escape el aire mientras se asa. Coloque en una bandeja para hornear preparada y en el horno. Ase durante 45-60 minutos, volteando cada 20 minutos, hasta que la piel esté profundamente carbonizada y colapsada, y la berenjena se haya cocido por completo. Deje que la berenjena se cocine, luego, con una cuchara grande, saque la pulpa en un tazón. (Si es sensible al sabor “amargo” de la berenjena, colóquelo directamente en un colador grande de malla fina sobre el fregadero para drenar los jugos mientras trabaja en el “masala”).

  2. Preparar el “masala”: Calentar el aceite en una sartén grande o wok mediano. Agregue la cebolla y el chile y cocine a fuego medio alto hasta que las cebollas se ablanden y comiencen a dorarse en los bordes. (A diferencia de otros platos indios, no querrás dorar demasiado las cebollas para esta receta). Agregue los tomates y la sal (si usa tomates enlatados, sea conservador con la sal al principio) y cocine por 15 minutos, hasta que los tomates se hayan “derretido” y sus jugos casi se hayan evaporado. Agregue pimentón ahumado, si lo desea.

  3. Terminar: Agregue la berenjena al “masala” y tritúrelo con un machacador de papas o su cuchara de madera hasta obtener la textura deseada (me gusta mantenerlo un poco “grueso”. Cocine durante 5-10 minutos hasta que la berenjena tome completamente el color rojo del jitomate Apagar el fuego, espolvorear sobre el cilantro y servir con roti, naan o pan de su elección.

  4. Guarde las sobras en el refrigerador hasta por 1 semana.

Un indio a veces malo en América, con un hábito extraño de kimchi (que se come frente al refrigerador, directamente del frasco) y una mano dura con las especias.

Botón volver arriba